Buen camino

Sin ser demasiado consciente, en medio de un recorrido por Europa me encuentro caminando hacia Santiago de Compostela. La película The way me encantó y entre sueños dije: “Algún día yo también quiero hacerlo”.

Estoy en Marsella con Mechi viendo cómo será nuestro último tiempo de viaje. Barcelona es el siguiente destino, nos quedan tres semanas más por España. Miramos el mapa… ¿A dónde vamos?

Hace un mes una amiga escribió una nota sobre su experiencia en el camino a Santiago de Compostela: 5 amigas, 5 días, 100 km. Mis ojos se iluminan, ¿por qué nosotras no? Me entusiasma la idea de recorrer las rutas del apóstol Santiago y la aventura que implica andar por las tierras de Galicia con una mochila al hombro.

x_DSCN1097

x_DSCN1182
Recorremos Barcelona sabiendo que nuestro próximo destino va a ser diferente. Nada de zapatillas All Star, mochila Jansport ni valija. Abiertas al cambio, compramos dos mochilas de 40 litros, medias antiampollas y retiramos la credencial del peregrino en la iglesia de Sant Jaume, a dos cuadras de la Rambla. No sabemos si vamos a llegar, pero el desafío nos convoca.

La noche previa separamos la ropa, seleccionando con prudencia lo que vamos a llevar. El día de la partida caminamos 10 cuadras arrastrando las valijas hasta el departamento donde vamos a dejarlas. Al llegar, 40 minutos después, exhaustas por el peso, reducimos la mochila a la mitad.

La estación de Sanz nos espera para llevarnos a Sarria y el tren nocturno nos recibe con una manta, una botella de agua, tapaojos y oídos que van a resultar indispensables. Desayunamos con nuestras provisiones y a las ocho de la mañana, con el primer sello de la estación en la credencial, empezamos a andar. Sentimos en la cara el aire fresco del amanecer de la tierra gallega, con bosques de eucaliptus.

x_DSCN1159

X_DSCN1112
Los días en el camino parecen bastante rutinarios. Al llegar al próximo pueblo, nos sacamos la mochila y descubrimos músculos que no sabíamos existían durante estos 24 años de vida. Elongamos, nos bañamos y salimos a buscar comida para la cena y el desayuno del día siguiente. El cansancio nos obliga a acostarnos muy temprano. A las siete de la mañana, luego de un desayuno energético, ya estamos caminando. Las flechas amarillas y la vieira nos indican que el sentido es el correcto.

x_DSCN1287
El cuerpo va descubriendo su propio ritmo y las cinco horas de caminata se hacen notar. “Buen camino”, lanzan los peregrinos que van a la par; la frase nos hace levantar la cabeza, sonreír y continuar. Me acuerdo de mi amiga que en Barcelona nos decía: “Están locas, podrían quedarse tomando sol en la playa de Calet de Mar y se van a caminar 5 ó 6 horas diarias”.

x_DSCN1225
A medida que avanzamos, aprendemos a frenar menos, a estirar mejor los músculos, a andar más livianas y valorar cada pequeña cosa que nos pasa: una joven china nos regala queso y miel, un señor italiano me entrega El peregrino de Paulo Coelho a cambio del arroz que compartimos. Como dice este libro, son pequeños signos que no valoramos en la vida cotidiana, pero sí en situaciones como estas que te exponen a lo insondable.

Aprendemos que todo lo que necesitamos durante la travesía entra en una mochila: agua, pan, fruta, medias, campera y toalla, y que cada una de ellas, pesa. Conocemos chinos, estadounidenses, españoles, franceses, italianos, argentinos, tan locos como nosotras para seguir caminando con una fuerza que no sale de las piernas, sino del corazón, ese otro músculo que también hay que entrenar.

Llegar a Santiago me provoca sensaciones encontradas: felicidad por cumplir la meta y tristeza porque se acaba lo que vengo haciendo; sin embargo, la satisfacción que siento no tiene precio. Reconozco que el esfuerzo y el paso a paso son los que me traen a Santiago de Compostela, y que este es solo el principio de otro camino, sin flechas amarillas o vieiras. Solo espero que la frase “Buen camino” me siga acompañando cada día como un signo de encuentro conmigo misma, con los demás y con Dios.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CAMINO:

http://www.jacobeo.net/
http://www.caminosantiago.org

Anuncios

2 pensamientos en “Buen camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s